Psiquiátrico Barrow Gurney

El hospital psiquiátrico fue uno de los pioneros en implantar terapias como el electroshock. Contaba con numerosas instalaciones para los pacientes incluyendo lugares residenciales.

Frente de Somosierra

Nos acercamos a un paraje en el que se vivió una de las primeras batallas de la Guerra Civil.Recorremos el frente en busca de bunkers, trincheras y cualquier vestigio que pueda quedar.

Château Noisy

Este impresionante palacio construido por una familia noble francesa, yace hoy totalmente olvidado. Nadie recorre sus innumerables estancias ni sube por su impresionante escalinata.

Preventorio abandonado

Interminables pasillos y terrazas recorren este inmenso edificio donde antiguamente se suministraban tratamientos contra la tuberculosis a niños y adultos.

Valdegrulla

Valdegrulla es uno de los innumerables ejemplos de despoblación de nuestra península. Abandonado en 1997 dejá atras una interesante historia y un gran ejemplo de arquitectura popular.

19 de marzo de 2015

Colegio de los Capuchinos

Dedicamos este reportaje al Colegio de los Capuchinos, un enorme edificio situado en la localidad salmantina de Santa Marta de Tormes.


El lugar fue un internado perteneciente a la orden de los Capuchinos, y al parecer estuvo en uso hasta los años 80. En aquel momento la orden se trasladó a Salamanca, vendiendo el colegio a un nuevo propietario. En ese momento comenzó un periodo de abandono y decadencia que acabaría con la destrucción del edificio.

Se convirtió en un campo de batalla habitual para aficionados al airsoft, se llevaron a cabo varias investigaciones parapsicológicas y también fue un lugar escogido por drogadictos y sin techo para resguardarse. Con tanto tránsito el lugar sufrió incendios en 2005 y 2009 que destruyeron amplias zonas del edificio.

El incendio de 2009. Fotografía de la Agencia EFE.



Finalmente en enero de 2015 se ordenó el derribo del colegio, ya muy deteriorado. La intención es construir un centro comercial, pero de hecho ya hay uno justo al lado. Quién sabe si esos planes se harán realidad.

Vista aérea del Colegio de los Capuchinos. Se puede ver la gran extensión de terreno que tenía el edificio. A la izquierda de la imagen se ve el centro comercial ya existente.


El derribo del edificio en enero de 2015. Imagen de Salamanca RTV al Día.

Nuestra exploración comienza en la entrada principal. Después revisamos la planta baja, y lo más destacable es la capilla.









Es difícil saber qué había en cada una de las habitaciones. Ya quedaban pocos restos de la actividad que tuvo el lugar, pero aún así los largos pasillos daban un ambiente muy especial.





En la planta superior encontramos los baños, uno de los lugares mejor conservados. Desde allí también pudimos comprobar lo grande que era el edificio.





Allí concluimos nuestra visita. Salimos igual que entramos, y nos despedimos de este edificio que por un tiempo fue un destino habitual de exploradores urbanos. Ahora ya sólo es un recuerdo.

26 de febrero de 2015

Sanatorio Infantil

Visitamos un lugar que sólo por lo que es ya nos llama la atención. Se trata de un sanatorio infantil.


La particularidad de este hospital es que estaba dedicado al tratamiento de niños. Por eso es algo más pequeño (por el menor número de pacientes) y todavía podemos encontrar elementos que nos recuerdan ese ambiente infantil. De hecho a la entrada están los columpios, como con los que todos hemos disfrutado de pequeños. El tobogán es el que mejor ha resistido el paso del tiempo.


Después subimos las escaleras y accedemos al interior del edificio.



El interior por desgracia está deteriorado, y cuesta encontrar elementos originales que no hayan sido destruídos. Lo primero que tenemos es la escalera principal.



Los pasillos de la planta baja nos llevan por grandes salas comunes en la zona delantera del edificio. En la parte trasera las salas son más pequeñas.








También encontramos algunos detalles de las actividades que se realizaron en el lugar. Algo nos recuerda a los niños que aquí estuvieron.



Después nos encaminamos a la planta superior, donde estaban las habitaciones de los pacientes.








Aquí también encontramos las terrazas, tan importantes para el tratamiento de los pacientes.



Desde la planta superior bajamos hasta el sótano, donde estaban las cocinas y una sala de almacenaje.







El lugar ya ha sufrido largos años de abandono y vandalismo, y para intentar preservarlo un poco más no revelaremos su localización ni muchos detalles de su historia.